22 de febrero de 2012

Náutica Elcano, Galardón AENB 2012 a la "Trayectoria Profesional Más Destacada"

Náutica Elcano es una empresa familiar fundada en 1965 por Martí Puig. Desde el puerto de Pollença llevan décadas trabajando primero en la construcción y ahora en la custodia de embarcaciones, además de tener una tienda de accesorios. Entrevistamos a su fundador, Martí Puig, quien nos asegura que ha logrado conquistar todos los retos que se había marcado.

Este año ha recibido el galardón AENB a la "empresa con la trayectoria más destacada" ¿que representa esta distinción para usted?

Por mi parte representa un orgullo, una distinción que no me esperaba y me siento agradecido.

Háblenos de la historia de su empresa ¿cuando y cómo comenzaron? ¿Les viene de familia el gusto por la náutica?

Es difícil y largo de resumir porque son muchos años en la profesión, yo empecé a trabajar a los 14 años, como muchos de mi generación que no pudimos estudiar, en un taller de herrería de Pollença. Luego a través de un vecino me ofrecieron trabajar en Náutica en el Puerto, y así empezó todo.

Yo era muy joven y me desplazaba a trabajar al Puerto en bicicleta, empecé en los Astilleros Cabanellas, con el abuelo de los actuales dueños, allí estuve algún tiempo. Pero después me ofrecieron trabajar en Myabca, y acepte porque tenía muchas ansias de prosperar e ir a más. El propietario de Myabca en aquella época era el Sr. Woodward, un americano que había venido a establecerse y hacer barcos en el Puerto de Pollença.

Allí se me abrió el mundo en todos los sentidos, en la manera de trabajar, nos daban planos de todas las piezas y herrajes que teníamos que fabricar, todo tenía que estar probado y perfecto, también los materiales que trabajábamos eran diferentes, imposibles de encontrar en España en aquella época, los primeros trabajos y soldaduras en aceros inox y argón, etc... Era otra manera de trabajar, pero entonces todo era nuevo para mí. Se trabajaba todo artesanalmente tanto los maestros de Ribera, ebanistas, como nosotros que hacíamos los herrajes, jarcias, casi todo lo hacíamos nosotros mismos, incluso fundir las orzas, aquello era una aventura.

Trabajamos con los planos de los ingenieros y diseñadores más importantes de la época, hicimos barcos, veleros de madera que casi todos cruzaron el Atlántico, incluso dieron la vuelta al mundo y también algunos ganaron regatas importantes.El sr. Woodward pese a mi juventud siempre me dio mucha confianza y responsabilidad y para mi fue una gran escuela, y aún hoy conservo su amistad.

Pero todo cambia y este señor decidió vender los Astilleros, entonces se empezaba con los moldes y los primeros barcos de fibra de vidrio y yo sentí que también era el momento de cambiar. Esto era el año 1965, me casé y empecé mi propio negocio en un pequeño taller cerca del Puerto y el varadero, y hasta ahora, que la empresa la llevan mis hijos, yerno y nuera, porque aunque tengamos ocho o nueve empleados seguimos siendo una empresa familiar.
 
¿Cómo fueros esos primeros años de su empresa? ¿Qué retos de futuro se ha marcado?

Todos los principios son duros, no hay nada fácil, los milagros no existen sino trabajar muy duro, dedicar muchas horas, en verano incluso domingos y festivos. Aunque también es verdad que en aquella época todo estaba por hacer, hemos vivido el "boom" de la náutica en Baleares al igual que el turismo y el trabajo también se ha visto recompensado.

Al principio trabajábamos con todos los Astilleros y Maestros de Ribera de la zona de Pollença y Alcúdia, que eran muchos, hacíamos para ellos los herrajes y también montábamos los motores y los equipos propulsores, pero esto poco a poco ha ido desapareciendo. Y por eso desde siempre enfoque mi negocio a la custodia de embarcaciones, al mantenimiento y reparaciones y aún hoy es nuestra principal actividad.

En cuanto a retos de futuro los míos personales se han cumplido, mis hijos tendrán los suyos, pero creo que ahora mismo mantenerse y no ir hacia atrás en si ya es un reto.

¿Desde su particular punto de vista, cómo ha cambiado la manera de trabajar desde que empezó hasta ahora?

Como ya te he explicado todo ha cambiado mucho, todo en general, antes fabricábamos, trabajábamos artesanalmente, ahora casi todo se encuentra hecho, aunque no es lo mismo, es más barato. Antes reparábamos motores, ahora se cambian piezas, la electrónica lo ha cambiado todo, ahora sin el ordenador no se puede trabajar.

¿Ha ido a mejor o a peor?

Quiero pensar que vamos a mejor, a la especialización, pero también hemos perdido las bases del oficio, hay que adaptarse, pero esto ya no es para mí.

Y en este sentido ¿hacia donde intuye que va esto de trabajar en el sector náutico?

Yo creo que hace tiempo que somos un sector mayoritariamente de servicios, desgraciadamente la industria náutica, si se puede decir así ha desaparecido, no solo en Baleares, por lo tanto lo que creo que debemos hacer es dar un buen servicio profesional. Creo que así este sector aún tiene futuro.

En la actualidad ¿A qué se dedica su empresa? ¿Qué servicio ofrece ?

Bueno, como te he dicho antes nuestra empresa se dedica sobre todo a la custodia de embarcaciones, esto te obliga a tocarlo todo, mecánica, electricidad, electrónica, pintura, que no es fácil. Aunque hace unos años mis hijos han abierto también una tienda de náutica, de accesorios, recambios, neumáticas, fueraborda un poco todo también.

¿Con qué marcas trabaja?

Trabajamos con muchas marcas conocidas, pero somos servicio de Volvo, Yanmar y Mercruiser.

En otro orden de cosas ¿cómo surgió la idea de asociarse a la AENB? ¿Qué es lo que más valora de nosotros?

Y hace años que estamos asociados. Siempre me ha parecido interesante tener contacto con otras empresa del sector. Creo que informar en general de todo lo que se mueve en el mundo de la náutica es muy importante.

Página web de Náutica Elcano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario