18 de julio de 2013

El conseller de Economía y Competitividad del Govern Balear resalta la importancia de potenciar los sectores vinculados al mar para generar actividad y empleo

El conseller de Economía y Competitividad, Joaquín García, y la directora general de Comercio y Empresa, Lourdes Cardona, se han reunido esta mañana con representantes del Clúster Marítimo de las Islas Baleares encabezados por su presidenta, Iolanda Piedra, y por la de la Asociación de Empresas náuticas de las islas, Margarita Dahlberg. En la primera reunión con este colectivo, el conseller ha mostrado su apoyo al desarrollo de la Economía Azul y su interés por potenciar todos los sectores que engloba con ayuda de fondos europeos.

La Unión Europea ha definido la Economía Azul como el sector que se encuentra mejor posicionado para generar soluciones de salida a la actual crisis económica y generar riqueza y empleo en los próximos años. En este sentido, ha establecido un marco de actuación que abarca las energías marinas, la acuicultura, el turismo marítimo, costero y de cruceros, los recursos minerales y la biotecnología azul.

“Además del sector náutico hay muchos sectores complementarios que pueden entrar en el concepto de economía azul. Renovables, biotecnología… Muchos sectores vinculados al mar que generan actividad y por tanto empleo”, ha destacado el conseller García, que se ha comprometido a mantener un contacto periódico con el clúster para ver de qué manera pueden colaborar en este sentido.
Por otra parte han analizado la posible retirada impuesto de matriculación a las embarcaciones de recreo de más de 15 metros de eslora destinadas a explotación comercial, anunciado hace dos semanas por la ministra de Fomento, Ana Pastor, recogiendo una reivindicación de Baleares, trasladada desde el principio de legislatura personalmente por el presidente José Ramón Bauzá.

“La iniciativa desde Madrid ya quedó clara. Lo que tenemos que hacer tanto el sector como nosotros es seguir empujando para que esto se haga realidad porque entendemos que es muy importante para el sector y para nuestras islas. Hay una parte de la actividad que está quedando siempre fuera”, ha asegurado el conseller.

Joaquín García ha incidido en que este impuesto “distorsiona” y se ha mostrado convencido de que si se acaba eliminando, “los empresarios tomarán Baleares como referencia y por tanto tendrán aquí sus bases, que es lo que se persigue”.

Por otra parte, en el encuentro se ha hecho un balance de la última edición del Salón Náutico del pasado mes de mayo, la primera que se desarrolló gracias a la colaboración público-privada y que se ha saldado con un gran éxito que permite su continuidad. A falta de cerrar las cuentas definitivamente de la XXX Boat Show Palma, la Conselleria de Economía y Competitividad señala que se cerrará en positivo. El departamento que dirige Joaquín García junto al resto de la organización del certamen ha acordado destinar el beneficio a potenciar la promoción exterior de cara al próximo año.
El último Salón Náutico de Palma contó con 136 expositores de 320 empresas. La ampliación del Puerto permitirá que en la próxima edición, que se celebrará a principios del mes de mayo, la feria crezca en torno a un 15%. Se redistribuirá la zona de amarre para tener más espacio para barcos de gran eslora.

Este año ha habido 42 ‘superyates’ y el próximo los organizadores esperan incrementar especialmente esta cuota. A día de hoy, el de Palma es el Salón europeo con más ‘superyates’ de gran eslora de vela. En lo que respecta a embarcaciones de esloras más pequeñas, en la última edición hubo 87 barcos y la estimación sería aumentar su participación en 2014 hasta 110, ya que habrá un muelle más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario