2 de febrero de 2014

'La próxima edición del Palma Boat Show tiene lista de espera'

La próxima edición del Palma Boat Show, que se celebrará del 30 de abril al 4 de mayo, superará con creces las cifras registradas el año pasado. Estas son al menos las previsiones que maneja la Asociación de Empresas Náuticas de Baleares (AENB) cuya presidenta, Margarita Dahlberg, lo tiene claro. «Las perspectivas son muy buenas», concluye satisfecha a pesar de los intentos de la empresa eslovaca por intentar timar a los expositores que se darán cita en el próximo Salón Náutico.

En opinión de Dahlberg, las reservas marchan a buen ritmo, con importantes incrementos en relación a las que había el año pasado a estas alturas y ya hay «lista de espera para barcos de más de 24 metros de eslora». De confirmarse estas previsiones tan alentadoras, se lograría colocar el Palma Boat Show en el panorama internacional al igual que sucede con otras ciudades como Barcelona y, de hecho, esta es una de las razones por las que este año se han empezado a recibir estas cartas con la intención de estafar a los expositores.

Además de las buenas perspectivas que presenta el próximo Salón Náutico, hay un factor que ha desatado la ilusión entre la gente del mar. «El mercado nacional se está animando viendo el éxito del año pasado», sostiene la presidenta de AENB, que ve a la «gente muy contenta y animada».


Según Dahlberg, es una noticia muy positiva para Mallorca ya que se trata de una época en la que todavía no hay mucho movimiento turístico puesto que la temporada todavía no ha comenzado y que sin duda «beneficiará a todos». Desde la hotelería a la restauración pasando por los locales de ocio de la capital balear.

La razón es sencilla. Hablamos de una época en la que todavía no hay demasiado movimiento turístico y que «tendrá un efecto dominó en el resto de los sectores» productivos.

Además, la fecha en la que se celebrará la edición número 31 del Salón contribuirá, sin duda, a impulsar una nueva temporada turística que se prevé igual o incluso mejor que las anteriores, donde se batieron todos los récords, tanto en llegada como en el gasto de los turistas, sobre todo los visitantes extranjeros.

El año pasado el presupuesto ascendió a 300.000 euros en total y como atractivos principales contó con un festival de cine, una muestra de gastronomía marinera y una exposición de embarcaciones clásicas.

Vía El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario