23 de junio de 2015

Cambios en las titulaciones náuticas profesionales

Poder convertir tu vocación, lo que más te gusta hacer y que sientes en tu interior que da sentido a todo, en modus vivendi: pasión evolucionada en profesión. Si hablamos del mar, es un objetivo que con el nuevo mapa legal no quedará tan lejos. Hasta ahora, dedicarse de manera profesional a la navegación exigía el denominado PPER (Patrón Profesional de Embarcación Recreativa), aunque, como muchos ámbitos en esta vida, la norma no es vacuna contra el intrusismo.

Por este motivo, y también para acabar con la limitación que impedía que muchos patrones y capitanes particulares hicieran un camino remunerado que puede ser buena vía para flotar económicamente, se llevó a cabo una reforma legislativa. Hoy la queremos comentar con uno de los organismos que es actor principal y voz autorizada en este proceso. Si tenéis el PPER, sois capitanes o patrones y deseáis, por ejemplo, dedicaros a los charters, escuchad la conversación que hemos tenido con el presidente de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN), Carlos Sanlorenzo.

Entrevista completa en Passió per la Mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario