13 de enero de 2016

Carta de la presidenta - Enero 2016

Este 2015 ha sido un año de grandes cambios, retos y oportunidades. Doce meses en los que nuestros esfuerzos para superar la crisis por fin han empezado a dar sus primeros frutos; en los que las elecciones han cambiado radicalmente el panorama político; y en los que hemos tenido que desenterrar el hacha de guerra ante una nueva administración autonómica que, por desgracia, no parece entender el papel fundamental que nuestro sector desempeña.

Empezamos este 2016 con un claro objetivo: conseguir que los nuevos dirigentes autonómicos asuman que la náutica no es “una cosa de ricos”. Que somos y siempre hemos sido un sector productivo fundamental para la economía local, así como un destacado creador de puestos de trabajo de calidad. Por ello, queremos pensar que la reciente decisión del Govern por lo que se refiere a dejar a la náutica recreativa fuera del Consejo Administrativo de la APB o la amenaza de prohibir a las embarcaciones el uso del ancla son fruto de la inexperiencia y de un mal asesoramiento. Aunque no toleraremos estas agresiones, también confiamos en que sepan rectificar a tiempo. Si lo hacen, encontrarán en la AENIB al mejor de los aliados.

Por nuestra parte, a las administraciones no les pedimos ni subvenciones, ni ayudas, ni un trato especial. Lo único que queremos es coherencia y respeto, que eliminen trabas burocráticas innecesarias y que avancen hacia la armonización fiscal respecto a otros destinos competidores. Queremos demostrar que las Islas Baleares poseen todo lo que los amantes de la navegación necesitan, y por ello nuestra mano siempre estará tendida a quien busque maneras para potenciar la economía balear a través de la náutica.

Este 2016 también vendrá marcado por una conmemoración muy significativa: AENIB cumplirá 30 años de lucha por la defensa del sector náutico. Celebraremos la trayectoria de una asociación que en su día empezó como una alianza de empresarios locales, astilleros en su mayor parte, que decidieron unirse para llevar a cabo el primer Salón Náutico de Palma. Tres décadas después, el sector náutico y nuestra misma asociación han ido evolucionando y adaptándose, manteniendo eso sí los principios que siempre nos han definido: defender tu empresa y promover la excelencia de la náutica balear.

Nuestra historia y la fuerza que tú nos proporcionas permite que lideremos las decisiones y retos que afronta la náutica. Retos como la exención del impuesto de matriculación para el chárter náutico. Un logro que fue posible gracias a que, desde la AENIB y con el destacado apoyo de la ANEN, pudimos unir a las asociaciones del sector. Por supuesto no hemos hecho más que empezar, y en los próximos meses seguiremos trabajando para ampliar las esloras que pueden acogerse a esta exención.

Sobre el futuro de nuestra asociación, estamos convencidos de que necesitamos estar más unidos que nunca. Es por ello que debemos seguir integrándonos en la cada vez más potente ANEN, entidad de la que somos miembros fundadores. Bajo “la ola de Madrid” podremos acceder a destacados servicios de secretaría, convenios y recursos técnicos. Y es más, seguiremos luchando para que se la Formación Profesional náutica sea una realidad y tenga todos los recursos que necesita. Queremos que los jóvenes de hoy se conviertan en los mejores profesionales de las diferentes ramas que precisa nuestro sector. Unidos, seremos más fuertes de lo que nunca hemos sido.

No queremos terminar esta carta sin un recuerdo hacia nuestro estimado amigo Toni Socias (Dinatec), quien falleció hace unos días. Fue para nosotros un ejemplo a seguir tanto como empresario como persona. Su nombre era conocido y respetado por todos aquellos que trabajamos en el sector. Se te echará de menos, compañero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario